Bodas al detalle

¿Cómo crear centros de mesa para boda vintage sin morir en el intento?

La moda es algo curioso, nunca nos dice qué hacer pues siempre estamos reinventándonos y aún así, queremos recordar los viejos tiempos, usando lo que ya se usó. Es común, que a la hora de decorar centros de mesa para boda vintage, que queramos dar ese aire de viejo sin tener clara una época en particular del pasado a la que nos queramos definir, los adornos se tornan interesantes y le dan un toque de misterio. Si te gusta la idea de hacer una boda vintage, te reto a que consigas elementos viejos (reales) que estén en buen estado y te ayuden a bajar el presupuesto de tu evento.

Bien ¿Por dónde empiezo?

Te voy a dar 2 opciones de donde empezar a buscar: la primera, es en tu propia casa, en la casa de tus padres, de tu tía, de tu abuela o en cualquier casa a la que puedas acceder a cosas viejísimas que ni tu misma te atreverías a usar para decorar tu propia casa. Pregúntale a tus familiares si no tienen guardadas unas cajas con adornos o cosas que no sirven y aprovecha que te compartan sus historias para que termines de inspirarte.

Letrero de Mercado de pulgas

La segunda opción, es que vayas a una de las tantas tiendas de segunda mano o accede a un mercado de pulgas que siempre te darán buenos precios en cosas que normalmente están en buen estado y créeme que, si al final no te decides por nada, al menos te llevarás una buena dosis de creatividad, así sea para armar una boda retro.

¿Qué elementos estoy buscando?

Para definir qué cosas sirven para tu centro de mesa piensa en aquellas cosas que te gusten, piensa en qué te llama la atención del pasado, descubre qué historias de tus abuelos hacen que te sientas a gusto. Cuando tengas ya una idea, revisa qué cosas conseguiste en esos cajones de tus recuerdos, revisa los salones de las casas que visitaste o busca entre las fotos familiares para inspirarte.

Y para ayudarte aún más, te diré una lista de elementos que puedes buscar:

Libros

Libros y taza de te

Si eres amante de la lectura puedes hacer mini libreros a lo largo de los pasillos o rincones de la fiesta con libros amarillentos apilados con olor a viejo. Búscalos de un tamaño adecuado para el centro de mesa.

Lámparas

Si éstas no sirven y no tienen remedio, las puedes usar en una boda de día, pero si por casualidad prenden con kerosén, puedes buscarle una forma interesante de incorporarlas a las luces de noche.

Porta Retratos

Portarretrato cobre

Asegúrate de añadirles fotos usando un filtro envejecido que estén relacionadas con tu boda o colocando fotos de los novios, de hecho, puedes hacer una secuencia separada de la evolución de los novios desde chicos hasta que se conocieron.

Joyas

Las joyas, como perlas, pendientes largos o collares de plata pudieran funcionar, la idea es que se usen como complemento a otros adornos.

Objetos de plata

Objetos de plata

Preferiblemente sin pulir, pero que estén limpios y decentes. Si los quieres pulir, intenta que al menos la forma o estilo de los objetos transmitan la esencia de ser de otra época.

Espejos

Los espejos se ven muy bien cuando se usan como base del adorno, le da más luz e interés. Si el espejo está manchado, pues le dará el toque viejo que estarás buscando.

Jarrones o regaderas

Jarrón de metal para centros de mesa para boda vintage

Los famosos jarrones de barro o las regaderas de metal pueden servir para darle un toque hogareño a la fiesta, si no consigues ninguno viejo, puedes optar por buscar unas en tiendas de artesanía.

Madera

La madera vieja es muy útil para armar cosas nuevas y reutilizarlas, puedes pintarlas con barniz para darle un aspecto más rústico al mismo.

Tengo todo lo que necesito ¿Cómo lo armo?

Armar tu centro de mesa requiere que tengas presente ciertos aspectos que definiste en tu boda, por ejemplo, el tipo de mesa que vas a utilizar, si ésta es cuadrada, el adorno debe llenar mejor el espacio que en una circular. Si la mesa es rectangular y larga, asegúrate de que haya espacio entre cada asiento y que el adorno en cuestión no sea tan alto, de esa manera, la persona que esté en la punta podrá ver a la persona que esté en toda la otra punta. Todo debe complementarse y sentirse como una unidad.

Centros de mesa para boda vintage

A la hora de armar centros de mesa para boda vintage, reúne elementos que se complementen, bien sea por la paleta de colores de tu evento o bien por la época que representan y trata de quedarte con los que estén en mejor estado. Recuerda que puedes mejorar el aspecto o reutilizar cada uno de los elementos para que juntos creen una armonía. Si vas a usar libros, por ejemplo, puedes colocarlos en forma de espiral y complementarlos con velas o listones.

Con la madera, puedes armar piezas cuadradas y pintarlas para luego añadirle flores en el medio. En caso de usar espejos, aprovecha las joyas o los objetos de plata y añádele velas de diversos tamaños. En caso de usar jarrones, aprovecha su espacio interior para convertirlos en floreros que pueden ir a juego con los libros o con espejos.  

¿Qué flores usar en centros de mesa para boda vintage?

Centros de mesa para boda vintage

Las flores se usan en la mayoría de los centros de mesa, y cuando se trata del estilo vintage, es importante cuidar el tipo de flores que vayas a utilizar para que todo el ambiente vaya a juego. En principio, sería cuidar los colores, mientras más pasteles mejor, el lila, el rosa, blanco y amarillo son de los que mejor quedan.

Las flores silvestres sirven mucho para decorar con flores base, como las rosas, las gardenias, los tulipanes, los claveles, las hortensias y las orquídeas. Aunque hay infinidad de flores que puedes usar, trata de conseguir unas que sean accesibles según la época del año, que te gusten y a la vez, queden bien con los adornos que hayas elegido para el día de tu boda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.